martes, 14 de junio de 2011

Escucha

Un poema no es para danzar,
no requiere modas.
Las palabras de amor,
son las mismas
en cualquier tiempo
pasado, presente o futuro.

Un poema no es para danzar,
un poema es solo para escuchar.
Esas palabras, esos susurros al oído…
Es trasladar el cuerpo y el corazón
a un edén de ternura.
Escuchando y diciendo,
lo que los sentimientos esconden,
aún cuando no haya llamado el amor a tu puerta.

A quién no le gusta sentirse alagado
al oír decir te amo.
Por eso un poema no es para danzar,
un poema es tan solo para escuchar
Esa  melodía que te envuelve
Y te traslada en el arte de soñar.  

María José Robledo

No hay comentarios:

Publicar un comentario